Blog

El Nuevo Herald – ‘Un indio guerrero’ en el juego de la vida

  |   2003, Entrevistas - Prensa   |   No comment

 Posted on Fri, Apr. 11, 2003

Osvaldo Ríos

Especial/El Nuevo Herald

‘Un indio guerrero’ en el juego de la vida

EVELIO TAILLACQ

Con decenas de éxitos televisivos realizados en su natal Puerto Rico, México, Venezuela, Colombia, Ecuador, Chile, Perú, España y Estados Unidos, además de varias impactantes actuaciones en películas –algunas coproducidas por él–, sin olvidar una intensa carrera teatral, el actor puertorriqueño Osvaldo Ríos se muestra sencillo, elocuente y profundo al describir su trabajo, carácter y las diferencias entre medios y plazas de la industria.

En estos momentos, Ríos tiene una actuación estelar en la telenovela Gata Salvaje que transmite Univisión en su horario estelar de las 7:00 p.m.

En esta entrevista desmiente la imagen de galán superficial, engreído e inculto que algunos pudieran tener de las estrellas de televisión.

”Siento un respeto inmenso hacia la profesión que ejerzo: la de artista”, expresa con ese brillo en la mirada que lo distingue en pantalla, y concluye, “[soy] un comunicador de emociones, sentimientos y experiencias”.

El actor se encuentra en los preparativos para iniciar otro proyecto en México, escrito por la creadora cubana Delia Fiallo, la telenovela Mariana de la Noche, cuya preproducción, según indica, está muy avanzada. `Si Dios lo permite, comenzaremos las grabaciones a finales de mayo o principios de junio”.

Ríos aclara entusiasmado, “es una historia intensa que narra el enfrentamiento entre dos familias muy poderosas. Yo interpreto el personaje protagónico masculino que lleva por nombre Ignacio Luna-Navarro”.

Hasta ahí puede parecer común, pero él establece la diferencia. “Es un joven escritor, poeta, ensayista y músico bohemio que toca su guitarra, pero que por cosas del destino, termina trabajando en unas minas de oro en su pueblo natal, a donde regresa para descubrir su verdadero pasado. Es un personaje muy original y retador para el cual me estoy preparando física y actoralmente”.

Alguna de sus facetas menos explotadas ante el gran público es la de músico, cantante y compositor, actividades que venía desempeñando antes de lanzarse como estrella internacional. ”La música fue mi raíz dentro del mundo del arte. Es mi vida y mi pasión. Por razones de tiempo y por estar tan ocupado con la actuación, no he podido dedicarle el esfuerzo y la energía requerida. Aunque creo que próximamente los sorprenderé con un nuevo material que estoy realizando en la onda bohemia caribeña”, adelanta en exclusiva, y no esquiva definir su personalidad artística y la posibilidad de expresarse plenamente con la música.

“Estoy seguro que sí. Lo hermoso de la música, es que te permite ser sobre un escenario quien eres verdaderamente. Y yo soy muy intenso, apasionado, vulnerable, sensible y, a la vez, muy temperamental, por lo que mi música no escapa a mi verdadera personalidad. ¡Ojalá les guste!”.

Ríos, quien ha estado muy enfrascado desde hace cinco años en la realización cinematográfica y ha acumulado títulos como Plaza Vacante (P.R.), Secuestrados (Venezuela), Entre dos amores (España), Mi conciencia y yo (Ecuador), Más allá del límite (P.R. y N.Y.), y Obsesión (P.R.), se encuentra también en trámites relacionados con la distribución de su primera película como productor ejecutivo, Más allá del límite, que ha realizado con su propia compañía, Riverside Entertainment.

”No es fácil hacer y producir cine, sobre todo en Latinoamérica. No obstante, creo que todo el equipo de producción, ventas, mercadeo y dirección, así como todos los actores, hicieron un trabajo muy honesto y digno”, reconoce.

Esta cinta acaba de ser adquirida por la multinacional Columbia Tri-Star Internacional. ”Próximamente estaremos en PPV, HBO-Latino y canales comerciales de América”. Sobre la posibilidad de verla aquí en EU, informa: “Estamos en negociaciones con Otto Padrón, de Univisión, para que sea estrenada por esa cadena”.

Desde hace nueve meses, Ríos reside permanentemente en Miami junto a su esposa actual, Geraldine Fernández, con quien se casó hace cinco años. ”Fruto de esa feliz unión tengo otro hijo varón de un año y medio que se llama Osvaldo Gabriel. También heredé una hija de 10 años (de un matrimonio anterior de Geraldine) que se llama Gerry Ann, y mi hijo mayor, Giuliano Gabriel, ya tiene 13 años y compartimos mucho”, hace una pausa y expresa: “Agradezco a Dios todos los días que tengo una hermosa familia. Luché mucho para lograrlo y El me recompensó”.

Precisamente, sobre su vida íntima y sus anteriores relaciones amorosas, la prensa del espectáculo reseñó hace años algunos escándalos relacionados con Shakira, así como con su anterior compañera en Puerto Rico, quien le acusaba de supuestos abusos.

Ríos, enfrenta el tema mirando de frente. “Siempre he dicho que lo que no es verdad, no hay por qué desmentirlo. Aunque debo admitir que he sufrido mucho cuando veo a mi mamá, hermanos y demás familiares llorando por alguna calumnia escrita. Sin embargo, el público es muy sabio e inteligente y el tiempo, gracias a Dios, me ha dado la razón”.

Su caudal de experiencias de primera mano le permite hacer una valoración de la industria actual de la telenovela desde el punto de vista de un actor. “He tenido la oportunidad de trabajar en varios países de América y Europa. En Venezuela, he realizado varios proyectos de cine y TV. Admiro mucho la capacidad de producción y la proyección mundial que tuvieron en un momento dado”.

Y como si fuera poco, acaba de anunciarse que Ríos ha sido elegido para interpretar al hijo del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo en una película que se rodará sobre la vida del famoso playboy Porfirio Rubirosa.

Rubén Ferrer, directivo de Sierralta Entertaiment Group, declaró que ”Ríos debutará en la pantalla grande con el papel de Ramfis Trujillo”. Ramfis era socio de su cuñado Rubirosa (que estaba casado con su hermana Flor de Oro) y abandonó República Dominicana después de ordenar el fusilamiento de los implicados en el atentado que le costó la vida a su padre en 1961.

La capacidad de trabajo del actor puertorriqueño, su disciplina y talento le han permitido desempeñarse en diferentes medios. “Disfruto mucho todos los medios, teatro, cine y TV. Sin embargo, se me hace más difícil la adaptación al medio cinematográfico cuando vengo de realizar teatro. El cine requiere mucha concentración y memoria corporal, además de la emotiva y la sensorial. Cuando hago TV es como un punto medio entre ambas técnicas: la teatral y la cinematográfica. No obstante, la magia vivencial que se experimenta en el teatro es única e irrepetible. Es ahí, en las tablas del teatro, en donde se mide a los verdaderos actores, a los actores de verdad, a los actores de oficio”.

Hay artistas que, ante la prensa se muestran de una manera, ante las cámaras y en el escenario de otra y al final, en realidad son de otra manera bien distinta.

En su caso, deja bien claro el asunto: “Osvaldo Ríos es un ser humano único e indivisible. Es intenso, noble, sensible, con la capacidad de indignarse ante cualquier injusticia, con mal humor cuando no come, porque soy muy comelón, amante de su mujer y sus hijos. Pero sobre todo, es un indio guerrero que día a día interpreta su mejor rol: el de padre de familia, con la misma seriedad con la que los niños juegan sus juegos”.

No Comments

Post A Comment