Blog

El Nuevo Dia – La gata recibe a Osvaldo

  |   2002, Entrevistas - Prensa   |   No comment

La Gata recibe a Osvaldo

El actor puertorriqueño lleva ya varias semanas grabando en Miami

viernes, 1 de noviembre de 2002

Por Patricia Vargas
El Nuevo Día

En un par de semanas, Osvaldo Ríos comenzará su intervención en la telenovela Gata salvaje en Univisión Estados Unidos. En un mes lo veremos aquí, en Puerto Rico, encarnando a Silvano Santana Castro, un multimillonario que llega a conquistar el amor de la protagonista, “la gata” Rosaura.

“Silvano es un hombre gentil, galante, simpático y muy enamorado de Rosaura. Tiene agencias de modelaje a través de todo el mundo, incluso en Puerto Rico, y posee todo el dinero que desea, pero tiene un pasado triste. De niño fue abandonado por sus padres y se crió en un orfelinato en Europa. Eventualmente se muda a Estados Unidos con el propósito de conocer sus orígenes y descubrir quienes eran sus padres. El lleva esa pena muy arraigada en su corazón y vive la dualidad de que frente a los demás es un hombre encantador, realizado, y en su soledad es melancólico y preocupado por sus raíces”, dijo Osvaldo Ríos en conversación con El Nuevo Día.

El actor puertorriqueño lleva ya varias semanas grabando en Miami seis días a la semana y afirma estar fascinado con la producción.

“Ha sido lindo integrar este grupo de trabajo y que Alfredo Schwartz (presidente de Fonovideo) y Otto Padrón (vicepresidente de programación Univisión EUA) me hayan invitado a hacer un protagónico. Esta historia que se está transmitiendo en 10 países y -como en mi Puerto Rico- se encuentra en los primeros lugares de teleaudiencia, sobre todo en Estados Unidos”, destacó el actor en entrevista telefónica desde Miami.

Osvaldo parece que estaba predestinado a trabajar en Gata salvaje. Inicialmente eran él y la ex Miss Universe, Alicia Machado, los que la iban a protagonizar. Sin embargo, debido a que se pospuso la grabación por cuatro meses, ambos artistas aceptaron otros ofrecimientos en Venezuela.

“Alfredo siempre acarició la idea de que pudiera participar en esta novela y me propone entonces que entre con una participación de 150 capítulos adicionales a los 120 que ya estaban pautados”.

Con el ingreso de Osvaldo a la trama se conforma el trío amoroso con Rosaura (Marlene Fabella) y Luis Mario (Mario Cimarro). “Esto será hasta el final cuando sea el escritor quien decida con cual de los dos ella se queda”.

También se une a ellos el personaje de la ex esposa de Silvano que es interpretado por Ana Cristina Gaithner.

En cuanto al supuesto resentimiento que ha demostrado Cimarro por la llegada del galán puertorriqueño, Osvaldo dijo que todos sus compañeros han sido maravillosos con él.

“Todo el mundo está siempre en la mejor disposición de integrarme a un grupo que llevaba seis meses grabando. Cimarro me cae bien, pero Marlene es algo aparte, ella es muy profesional, encantadora y muy cumplidora. En cuanto a Adamari López, Charlie Massó y Mara Croatto hemos hecho un cuarteto al que llaman ‘la conexión boricua’ porque los fines de semana nos reunimos a hacer tertulias y bohemias y hasta viajamos juntos a la Isla”.

El guapo galán esta viviendo solo en Miami. Su esposa Geraldine Fernández reside en la Isla porque su hija Gerry Ann estudia aquí. “Ella viene uno o dos fines de semana al mes, pero esto es hasta que la niña termine este semestre

en diciembre, entonces todos se mudan conmigo para acá. Ya para entonces me han entregado la casa que compré. Estoy loco por tener aquí al bebé, Osvaldo Gabriel, que es un clon mío, tiene un año y dos meses y es un torito, es energético como su padre. Caminó a los ocho meses cuando me encontraba filmando la película de mi productora en Ecuador, es decir, que literalmente dio sus primeros pasos en el centro del mundo”.

Gerry Ann terminará su escuela en diciembre y se mudará a Miami. Osvaldo está feliz, además, porque el mayor de sus hijos, Giuliano, se mudará también a Miami con su madre, Carmen Dominicci, quien fue contratada por Unvisión para trabajar en Primer Impacto fin de semana. Sin embargo, no será hasta diciembre que el niño de 13 años se traslade a la “ciudad del sol” ya que estudia interno en un colegio militar en Nueva York.

“Eso es maravilloso porque ya no voy a tener que viajar a Nueva York a verlo, sino que los voy a tener a unos pasos en carro. Giuliano es un estudiante de cuatro puntos. Fue ascendido a cadete, pero ama la libertad de pensamiento”.

No Comments

Post A Comment