Blog

Revista VEA No 1726 – Osvaldo Ríos, Luisito Vigoreaux y Braulio Castillo gozan leyéndoles cuentos a nenes enfermos

  |   2002, Entrevistas - Prensa   |   No comment

Disfrutan su visita

Luisito Vigoreaux, Braulio Castillo y Osvaldo Ríos gozan leyéndoles cuentos a nenes enfermos

EL elenco de la obra “Tres Hombres y Un Bebé” compartió con “La Hora del Cuento” del San Jorge Children’s Hospital, en Santurce, para darles un ratito de felicidad a sus pequeños pacientes.

Osvaldo Ríos, Luisito Vigoreaux y Braulio Castillo les leyeron “Tomás: Un Elefante Grande Que Quería Ser Un Perro Salchicha”, de Myriam Yagnam. El mismo es un mensaje de motivación infantil que Braulio comenzó a narrar con su maestría de gran actor. Mientras que, en el papel del elefante grande llamado “Tomás”, Osvaldo levantaba su brazo para simular una trompa alzada. Pero lo más increíble fue ver a Luis muy serio con los niños en brazos, acercándose y acariciándolos, hablando en solitario con ellos, a su paso por el segundo piso de la institución.

“Me encantan los niños. Esta es como la cuarta ocasión en que vengo a leer cuentos, porque los nenes, al igual que yo, lo disfrutan mucho”, indica Osvaldo, quien invitó a sus compañeros para la actividad.

Mientras el lente de VEA captaba el tierno momento, los tres artistas tenían muy entretenidos a los bebés con la historia, que forma parte de los libros distribuidos por la Oficina de la Primera Dama como regalo de la gobernadora Sila M. Calderón el pasado Día de Reyes.

“Es un librito que ilustró el puertorriqueño Jorge Zeno y es bueno que los niños se expongan al arte nuestro y que gusten de la lectura”, expresa Vigoreaux.

El trío de actores se pasó de mano en mano el pequeño librito, cada uno leyó de forma muy especial su parte y parecía que disfrutaban haciéndolo más que los mismos niños.

“Sé feliz, siendo lo que eres. El amor un día llegará y te sentirás completo… eres tú, y eres distinto. No hay nadie igual a ti en el Universo. Sé feliz. Sigue siendo tú. Deja que te conozcan. Te van a amar porque eres tú, simplemente tú… No hay nadie igual a ti en el Universo, sé feliz, sigue siendo tú”, es la moraleja del cuento que Luisito terminó de leer.
Tras besuquearse con los nenes, ponérselos al hombro y hacer mil piruetas con ellos, se fueron juntos a recorrer los diversos cuartos de pediatría donde hay internos de varias edades y diferentes padecimientos. Allí trataron de ser más cuidadosos, pues algunas condiciones son más delicadas que otras. No obstante, eso no fue obstáculo para que cada uno de ellos disfrutara de las locuras de los famosos visitantes.

“Son muy lindos todos estos niñitos, que esperamos en Dios, se recuperen pronto”, concluye Braulio. BS

 

 

 

No Comments

Post A Comment