Blog

El Nuevo Dia – Osvaldo Rios idolo en Bulgaria

  |   1998, Entrevistas - Prensa   |   No comment

1998 02 04 el nuevo dia1998 02 04 el nuevo dia 21998 02 04 el nuevo dia 3

Osvaldo Ríos fue recibido por el precidente de la nacion, Peter Stoyanov, el del Parlamento y el Arzobispo de la iglesia ortodoxa

 

Idolo en Bulgaria

Por Patricia Vergas

De “El Nuevo Dia”

Osvaldo Ríos, un jíbaro de nuestra tierra, se convirtió en el actor latinoamericano más visto en el mundo, al destronar su novela Kassandra a Los ricos también lloran de la mexicana Verónica Castro, el teledrama que llevaba el récord de mayor territorio alcanzado. Vendida en 138 países en el globo terráqueo, siendo la India y Malasia, los más recientes en haberla adquirido. Otras naciones en que son vistas las novelas del galán, “Kassandra”, “Tres Destinos” y la más reciente, “La viuda de Blanco”, son China, Rusia, Indonesia, Filipinas, Italia y España. También el continente africano, toda América Latina y la Península Balcánica que la componen, Bulgaria, Grecia, Turquía, Yugoslavia y Armenia entre otros.

Recientemente el actor fue invitado a Sofía, Bulgaría, y no sólo se le hizo un recibimiento de estrella por el pueblo y los medios, sino que fue recibido por el presidente de la nación Peter Stoyanov, el presidente del Parlamento y el arzobispo de la iglesia ortodoxa católica búlgara. Además, se le dedicó la edición aniversario de la revista “Paralleli”, con fotos del artista desde que era un bebe y toda la terracota de su carrera. La edición que Ileva por título “Osvaldo Ríos al 100 %”, se preparó con anticipación y sus editores enviaron las preguntas al actor a Tepuy Films, la distribuidora de la venta mundial de novelas en Colombia, para que estuviera a la venta al él llegar al país. Las novelas protagonizadas por Ríos se han visto en la península Balcánica hasta más de una vez.

“Era la primera vez que visitaba ese país; fui invitado anteriormente a través del embajador de Bulgaria en Colombia, pero tuve que declinar la invitación porque estaba grabando. Cuando llegué al aeropuerto habían unas cinco mil personas esperándome. Me maravillé con la gente, es atenta, cariñosa, me trataron con mucho amor y respeto”.

Osvaldo estuvo dos semanas y media entre Sofía, la capital y otras ciudades; esos días los dedicó a entrevistas con los medios escritos y la televisión, así como a actividades protocolarias a que fue invitado. “Cuando visité el parlamento, había gente que llegó a las cinco de la mañana, bajo una nevada, que dicen que no caía una igual desde hacía 36 años. Llegué a las dos de la tarde y en cuanto me enteré, rompí el protocolo y salí a saludarlos. También tuve un encuentro con los cineastas e intelectuales búlgaros de donde surgió la idea de realizar un intercambio cultural de cine puertorriqueño y cine búlgaro. A esos fines, llamé a Jacobo Morales para concretar el proyecto y está bien receptivo a la idea”. El propósito principal de la visita de Osvaldo a Bulgaría fue realizar un concierto en unión a otros artistas en el Palacio de las Artes de Sofía para los hogares de niños huérfanos. “Se sabían todas las canciones, en especial el tema de la novela, La viuda de Blanco, que yo interpreto. Próximamente se va a vender mi disco allá. A ese concierto asistieron unas seis mil personas y antes de llegar a Bulgaria ya estaba totalmente vendido”.

Osvaldo no habla búlgaro, tenía una intérprete todo el tiempo. No obstante, aprendió lo esencial, saludos, palabras de gracias y frases de amor. Suficiente para dejar a las búlgaras tendidas en el piso. “Las mujeres son bonitas y hermosas, pero me gustan más las caribeñas”, dice con picardía.

El hermoso galán no sólo fue agasajado, también lo llenaron de regalos. “Recibí cinco baúles de regalos, que luego me los tuvieron que mandar porque no me los pude traer en el avión. De esos cinco, uno era para Giuliano, mi hijo. En mi casa conservo óleos y artesanías de artistas búlgaros que me dedicaron. Ellos fabrican mosquetes, armas antiguas, trabajo en bronce y arcilla y unas estatuas hechas a mano, en cuero y tela, de bailarines rusos que es lo típico. Tengo un par de cuchillos antiguos hechos a mano, que son una maravilla”.

Uno de estos cuchillos, Osvaldo lo va a usar para su personaje de “Salvador Luján” en la novela Santa Esperanza, que comenzará a grabar en mayo. Este drama, protagonizado por Ríos y la actríz Fedra López, llevará un tema compuesto e interpretado el actor, con arreglos de Ito Serrano y la colaboración de músicos del patio.

El lunes 27 de abril, se presenta por Televicentro el unitario “Una pasión en el espejo”, producído por Vicente Castro y estelarizado por Osvaldo Ríos, Johanna Rosaly, Jorge Luis Ramos y Lourdes Chacón. En septiembre, que será cuando concluya la grabación de Santa Esperanza, novela que ya se ha vendido en doce países, el artista irá a México donde tiene pendiente para realizar, una novela de Delia Fiallo.De amores, Osvaldo afirma que no habrá para ninguna. “Quiero estar solo por bastante tiempo, tengo tanto trabajo que no es justo para nadie que quiera compartir mi vida afectiva, ni para mí tampoco”.

No Comments

Post A Comment